Navegación

Eres como una droga para mi

Me siento sin fuerzas para hablar, simplemente me he introducido en mi burbuja de silencio, aquella que guardaba en un baúl desde hacia meses.
Todo parece haberse arreglado, y ahora "estamos" mejor que nunca.


Estamos, perdón, me equivoque... él esta mejor que nunca.
Yo estoy más hundida que nunca.


La niña que nunca bajaba la cabeza se ha arrodillado ante él, si señor, ahora tiene el mundo a sus pies.
Y yo, en cambio, me siento a la altura del barro.

Eres mi perdición. 

Y delante de todos, el amor parece haber resucitado. 
Y lo peor de todo, es que yo me he dado cuenta de que él es el jefe, él es el que tiene mi corazón.

Eres como una droga para mi. 

Y hace años, me prometí que nunca iba a dar mi corazón de esta manera, nunca me iba a entregar nuevamente así.
Porque siempre acabo cayendo y dándome un ostión. Y cada vez, cuesta mas levantarse. 



Lo peor es ser testigo de la caída de aquel castillo que era tu vida, el lento suicidio de una misma.

btemplates

2 huellas:

Flor dijo...

T_T yo tambien habia prometido eso despues de que me dejaran destrozada.. pero una vez mas entregue mi corazon entero.. T_T

Lala dijo...

hola, hermosa primera vez que me paso por tu blog y me ha encantado!!!!!!!

t sigo, linda!!!!